Inicio > Ciencia, Noticias > Carduelis aurelioi permite entender la evolución de las aves

Carduelis aurelioi permite entender la evolución de las aves


Reconstrucción del Carduelis aurelioi que habitó en Tenerife hace 13.000 años

FUENTE | elpais.com

Tres científicos han identificado en Tenerife una nueva especie de pájaro -el verderón de pico fino- que sobrevivió hasta hace 13.000 años y seguramente despareció con la llegada de la especie humana a las islas y la introducción de roedores. Este paseriforme (del orden de los gorriones) ayuda a comprender la historia de la evolución y la morfología (tamaño y forma de los picos) de las aves granívoras actuales.

En un artículo publicado en la revista científica multidisciplinar PlosOne -de acceso libre en Internet- los investigadores Juan Carlos Rando (Departamento de Zoología de la Universidad de La Laguna), Josep Antoni Alcover (Imedea-CSIC, Mallorca) y Juan Carlos Illera (Grupo de Investigación Evolución y Ecología Insular del IPNA-CSIC de La Laguna) realizan un profundo análisis morfológico de los restos de la nueva especie, la combinación con la edad radiocarbónica, secuencias de ADN y divergencias moleculares de las especies actuales y edades geológicas de las islas.

Como señala Rando, este descubrimiento no sólo es importante por el hecho de describir una nueva especie de ave desconocida hasta hoy, extinta probablemente a raíz de la colonización humana del archipiélago, sino que es la primera vez que un descubrimiento así sirve para entender mejor la morfología e historia evolutiva de las aves granívoras forestales que actualmente habitan los archipiélagos macaronésicos (Azores, Madeira, Salvajes, Canarias y Cabo Verde).

Los investigadores han querido rendir un homenaje al profesor Aurelio Martín (Departamento de Zoología, Universidad de La Laguna) por sus aportaciones al conocimiento y conservación de los vertebrados en Canarias y han bautizado a la nueva especie con el nombre de Carduelis aurelioi. Sin embargo, el nombre común elegido es el de verderón de pico fino ya que, si bien sus características anatómicas craneales lo relacionan directamente con los verderones comunes (Carduelis chloris), pájaros con picos grandes que se alimentan de semillas, en el caso de la nueva especie el pico es algo más fino y, sobre todo, más largo, con un aspecto cónico, de morfología prácticamente idéntica al de los pinzones. Concretamente el pico del verderón de pico fino presenta un tamaño intermedio entre el pinzón azul y el pinzón vulgar de Tenerife, afirma Rando. El pinzón azul habita los bosques de pino canario de las islas de Tenerife y Gran Canaria, mientras que los pinzones vulgares habitan mayoritariamente los bosques de laurisilva y bosques mixtos de las islas.

Aunque la nueva especie ahora descubierta tenía un tamaño muy similar a un verderón común, con un peso estimado de unos 22 gramos, sus proporciones corporales son muy diferentes, matiza el investigador. “Tenía unas alas más cortas, con una superficie un 16% más pequeña, lo que implica que su carga alar (peso que las alas soportan en el vuelo) era alrededor del 18% mayor que la de un verderón común. Estos datos, junto a la reducción (de alrededor de un 30%) en la superficie del esternón (hueso donde se anclan los músculos principales del vuelo), y las proporciones de los huesos de sus patas indican que era un ave mal voladora, incapaz de realizar grandes vuelos y habituada a vivir muy ligada al suelo, probablemente en el sotobosque de la laurisilva, un bosque denso con una enorme variedad de insectos y semillas de las que se pudo alimentar. Otros indicios que apoyan esta hipótesis es que los restos de este animal fueron extraídos de la cueva del Viento, cuya entrada se encontraba en el pasado próxima a ambientes de este tipo.”

Como indica Illera, la morfología de los pinzones de Macaronesia fue originalmente estudiada en los años setenta del pasado siglo por el prestigioso biólogo Peter Grant. Actualmente, él y su mujer Rosemary son mundialmente conocidos por sus estudios -realizados durante más de 30 años- sobre la ecología y evolución de los pinzones de Darwin que habitan las Islas Galápagos. “De manera muy sintética se puede decir que P. Grant encontró que los pinzones vulgares de Azores tenían un pico mayor que los de Madeira y Canarias. Los de estos dos últimos archipiélagos presentaban un tamaño similar. Grant pensó que esto podía ser debido a que en Canarias habitaba otra especie de pinzón de mayor tamaño, el pinzón azul, y que entre ambas especies podía haber tenido lugar -en el pasado- un proceso denominado “desplazamiento de caracteres”, es decir, estas dos especies de morfología parecida podían haber divergido en su morfología (debido a su coexistencia) para minimizar así su competencia por el alimento.

Pero si esto era cierto, afirma Illera, ¿por qué los pinzones vulgares de Madeira son similares en tamaño a los de Canarias? Para contestar a esta pregunta el propio P. Grant sugirió la existencia de pinzones azules en Madeira y su posterior extinción. “La ausencia de competidores en Azores puede explicar el mayor tamaño de los pinzones vulgares de ese archipiélago. Estos trabajos abrían muchos interrogantes, como por ejemplo ¿si los pinzones azules sólo habitan en Gran Canaria y Tenerife, porqué en las otras islas del archipiélago canario los pinzones vulgares no tienen un pico mayor? Por otro lado es difícil imaginar la presencia de pinzones azules en el pasado en Madeira puesto que no hay pinares autóctonos, y el pinzón azul habita exclusivamente el bosque de pino canario”, añade.

Según Josep Antoni Alcover, gracias a la secuencia de ADN de las especies involucradas conocemos las fechas de llegada de estas aves. “De esta forma sabemos que los ancestros de los pinzones azules llegaron a Canarias hace unos dos millones de años, es decir, antes de que las islas de La Palma y El Hierro hubiesen emergido. Los ancestros de los pinzones vulgares llegaron, desde Madeira, hace alrededor de un millón de años. Estas fechas, y la edad radiocarbónica obtenida a partir de huesos de un ejemplar de verderón de pico fino (11,460 ± 60 años antes del presente, lo que constituye una fecha mínima para su extinción), indican que las tres especies coexistieron durante alrededor de un millón de años. En esta situación, el desplazamiento de caracteres -entre pinzones y verderones extintos- aparece como la hipótesis más plausible para explicar esta situación.”

La aproximación multidisciplinar, es decir, descripción y análisis morfológicos de especies extintas y actuales, radiodatado de la especie extinta y estimas de colonización de las especies actuales mediante el uso de marcadores moleculares, ofrece una novedosa perspectiva para entender las relaciones ecológicas y evolutivas entre las especies extintas y actuales, afirma el biólogo. En este escenario, el verderón de pico fino y el verderón extinto de La Palma aparecen como especies clave para entender la historia evolutiva y morfología de las especies vivas (actuales) de la Macaronesia.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: