En El Bolígrafo puedes...
- ver y buscar noticias
- votarlas, en la barra de estrellas
- comentarlas, cliqueando sobre Dejar un comentario
- publicar tus noticias, mediante el Formulario de Publicación de Noticias
- participar en la Encuesta del Mes
- promocionar, mediante el Formulario de Publicación de Anuncios
- o contactar con el blogmaster mediante el Formulario de Contacto

NASA inventa un láser para eliminar la basura espacial

abril 5, 2011 Deja un comentario

FUENTE | abc.es

El problema de la basura espacial sigue sin resolverse. A pesar de que prácticamente todos los meses se presenta alguna nueva propuesta, la chatarra que se encuentra en la órbita terrestre sigue girando y amenazando la integridad de satélites y astronautas. La ultima solución propuesta es un sistema de rayos láser poco potentes, situado en tierra, que al estilo Missile Command destruiría estos restos. La idea es de la NASA, y muchos creen que podría funcionar.

Desde 1978, cuando el científico de la NASA Donald Kessler predijo que una colisión entre dos piezas de basura espacial podría desencadenar una nefasta cascada de efectos en cadena creando aún más escombros peligrosos, los científicos están buscando una manera efectiva de deshacerse de esta amenaza. En ese momento Kessler hizo notar que si la velocidad con la que se genera esta basura es mayor a la velocidad con la que se la elimina, la Tierra quedaría rodeada de un cinturón de basura, al que ahora se conoce como “el síndrome de Kessler”.

Lo que en 1978 no era más que una teoría está a punto de convertirse en realidad, y no son pocos los que creen que dicho escenario ya está entre nosotros, sobre todo cuando ocurren desastres como la colisión que tuvo lugar hace un par de años entre los satélites Iridium 33 y Cosmos 2251. Ese choque no hizo otra cosa que crear la “nefasta cascada de efectos en cadena” descripta por Kessler.

Y ese no ha sido el único evento que potencialmente podría haber originado el principio del síndrome de Kessler. Dos años antes el ejército chino, para probar la efectividad de un nuevo tipo de arma, destruyó uno de sus propios satélites, el Fengyun 1C. Ambos incidentes ocurrieron a una altura estimada de 800 kilómetros, una región de la órbita en la que se encuentran varios satélites, incluidos algunos de la Agencia Espacial Europea como el Envisat. Pero a pesar de todas las advertencias y los accidentes ocurridos, nada parece cambiar. Se han propuesto varios sistemas destinados a solucionar el problema, que incluyen desde robots espaciales hasta redes gigantes encargadas de “pescar” los restos, pero no hay indicios concretos de que ninguno de estos sistemas se haya empezado a construir. Las agencias espaciales se limitan a “mover” sus satélites de la ruta de los trozos de chatarra conocidos, y poco a poco -tal como ocurre con tantos otros- la órbita terrestre se va convirtiendo en un recurso sobreexplotado que tarde o temprano será inutilizable.

Pero en las últimas horas ha aparecido una luz de esperanza. La agencia espacial estadounidense -la NASA- ha anunciado un proyecto destinado a acabar con la basura espacial que, al menos desde lo económico, podría resultar viable. Tal como lo ha explicado James Mason, del NASA Ames Research Center en Palo Alto, su idea consiste en utilizar un rayo láser para resolver el problema. Pero a diferencia de otros proyectos que buscan destruir las piezas de chatarra con rayos de ciencia ficción, el proyecto de la NASA simplemente busca desacelerarlos ligeramente, modificando su órbita de forma que se quemen en nuestra atmósfera al hacer un reingreso a alta velocidad. La idea es buena, y solo se necesitan láser de baja potencia, unas 10 veces menos poderosos que algunos modelos de uso militar. A pesar de su relativamente baja intensidad -solamente unos 5KW- este haz de fotones alcanzaría para cumplir su objetivo.

El sistema parece bastante más viable que el desarrollo de una flota de robots orbitales que se dediquen a perseguir y destruir objetos en el espacio. El coste -comparativamente hablando- es seguramente de risa, y tanto China como EE.UU. deben de tener en sus arsenales varias docenas de equipos láser perfectamente capaces de cumplir con estos objetivos. Si la administración de la NASA apoya la iniciativa, se podrían comenzar a hacer pruebas en muy poco tiempo. Mason y su equipo creen que este sistema podría revertir el síndrome de Kessler, al suponer una tasa de remoción de escombros superior a la tasa de creación. Si todo sale bien, esta especie de Missile Command “a lo bestia” despejaría la órbita en relativamente poco tiempo. Solo hay que ponerse manos a la obra antes de que un trozo de basura espacial cause problemas graves, amenazando por ejemplo alguna misión tripulada.

Choque de agujeros negros provoca temblores en el Universo

abril 5, 2011 Deja un comentario

FUENTE | europapress.es

El catedrático de Física Teórica de la Universidad de Caltech (California), Kip Thorne, ha explicado que el choque entre agujeros negros provoca vibraciones y temblores en el espacio-tiempo que se propagan a través de ondas gravitatorias por todo el universo a la velocidad de la luz.

Se trata del último hallazgo realizado por el físico en el Observatorio de Interferometría Láser de Ondas Gravitacionales (Proyecto LIGO, en sus siglas en inglés) y que trata de buscar respuestas a lo que Thorne llama ‘el universo curvo’ y que se ha convertido “en una de las áreas más activas de la investigación actual”, según ha señalado.

Durante su participación en una conferencia, dentro del ciclo de Astrofísica y Cosmología de la Fundación BBVA, Thorne ha señalado que su investigación actual gira en torno a los efectos de la fuerza de la gravedad en el espacio-tiempo. En este sentido ha indicado que los “objetos masivos”, como los cúmulos en que se agrupan miles de galaxias o las estrellas de neutrones; deforman el espacio-tiempo por efecto de su gravedad y “en ocasiones la gravedad es tan intensa que el tejido del espacio-tiempo se curva infinitamente”.

Esta teoría ha sido aplicada por Thorne en relación a los agujeros negros. De este modo, ha destacado la teoría de cómo la materia que se acerca a estos objetos forma los llamados ‘discos de acreción’, que se forman a su alrededor atraídos por el núcleo del cuerpo central y contribuyendo a su aumento de masa.

Esta teoría también ha demostrado que “cuando se produce un choque entre agujeros negros es que el espacio tiempo vibra y ese temblor es transportado por las llamadas ondas gravitatorias, se propaga a la velocidad de la luz por todo el universo”, ha apuntado. El científico Albert Einstein ya predijo la existencia de estas ondas, cuya detección, según ha señalado Thorne, no se ha conseguido hasta ahora.

Por ello, el investigador estadounidense continúa adelante con este proyecto. Concretamente, en los años 70 y 80 desarrolló una teoría sobre la emisión de ondas gravitatorias y actualmente ha decidido centrarse en el problema de la detección. Para ello, ha explicado que deberán “detectar variaciones en distancias inferiores a un protón”.

Otro de los hallazgos realizados en relación a los agujeros negros es que los vórtices que los acompañan se mantienen después de una colisión o una fusión, es decir, “existen agujeros negros con cuatro o seis vórtices”, ha explicado Thorne.

En cuanto a la posibilidad de crear agujeros negros con el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el científico ha explicado que se trata de unos cuerpos tan pequeños “como el núcleo de un átomo” por ello no está relacionado con la “física natural” en la que él se maneja, sino con la física cuántica. Sin embargo se ha mostrado “muy ilusionado” con este avance del LHC.

La conferencia de Thorne inaugura el ciclo sobre Cosmología y Astrofísica de la Fundación BBVA y que repasa, según ha explicado la fundación, las cuestiones más candentes de la investigación astrofísica actual. Entre los ponentes se encuentran los premios Nobel de física James Cronin y Gerard Hooft; la astroquímica Ewine Van Dishoeck; y el director del Instituto Max Planck, Martin Asplund.

Matemáticos de España resuelven una conjetura de John Nash

marzo 31, 2011 Deja un comentario

FUENTE | elpais.com

Dos jóvenes matemáticos españoles, Javier Fernández de Bobadilla y María Pe Pereira, han resuelto un problema que John Nash enunció a mediados de los años sesenta en el que se plantea una conjetura relacionada con un concepto que los matemáticos llaman ‘singularidad’.

Según ha asegurado la plataforma del proyecto Consolider Ingenio Mathematica (i-Math), los dos expertos han demostrado la conjetura con un abordaje que los matemáticos han definido como “muy novedoso y sencillo” pues han empleado “sólo” tres años de trabajo, por eso su descubrimiento ha sido toda una sorpresa para los especialistas en el problema de Nash, el científico que inspiró la película «Una mente maravillosa».

Fernandez de Bobadilla ha explicado que “lo importante en este caso ha sido dar con la idea y haber resuelto el problema con técnicas sorprendentemente sencillas, casi elementales, aunque por supuesto basadas en desarrollos previos de otros investigadores”.

El problema de Nash es de matemáticas ‘puras’, es decir, no tiene aplicaciones fuera de la propia matemática aunque, en opinión del matemático español “acabará teniendo aplicaciones”.

Concretamente, el principio enunciado por Nash tiene que ver con la comprensión de las ‘singularidades’, un concepto matemático que sí se percibe en el mundo físico. Los fenómenos en que aparecen cambios instantáneos de comportamiento tienen singularidades: la formación de tornados en la atmósfera, cuando un metal se rompe al ser sometido a temperaturas muy altas o cuando el espacio-tiempo se curva tanto que se forma un agujero negro.

Un cilindro retorcido
Sin embargo, el tipo de singularidades de las que trata el problema de Nash proceden de la geometría y se visualizan con un ejemplo más modesto: si se retuerce completamente un cilindro, el punto entre los dos conos resultantes es una singularidad. Y es que todas las singularidades se pueden imaginar a partir de un objeto liso en que una parte se comprime dando lugar a la ‘singularidad’. Este conjunto que se comprime o colapsa es lo que los matemáticos llaman ‘lugar excepcional’.

Así, las preguntas de Nash son: ¿Qué puede llegar a saberse de esa ‘singularidad’? ¿Sería posible, por ejemplo, hacer correr la película marcha atrás y deducir cuál es el lugar excepcional que ha sido comprimido para generarla? Los matemáticos, y en concreto los llamados singularistas, investigan intensamente en estas cuestiones desde la primera mitad del siglo XX.

En este sentido, el i-Math ha explicado que los ‘singularistas’ han aprendido, por ejemplo, a extraer información a partir de las posibles trayectorias de las partículas que atraviesan una ‘singularidad’ o, lo que es lo mismo, de los posibles recorridos de una canica microscópica rodando por la pared interna del cilindro retorcido. Estas trayectorias se agrupan en familias según su comportamiento.

«Un problema bonito»
“Desde el punto de vista matemático es un problema muy bonito, con un enunciado sencillo, y que además ha podido ser entendido con técnicas relativamente elementales, lo que es una suerte para un matemático”, ha señalado Pe Pereira.

Pe Pereira, de 30 años, actualmente en el Instituto Jussieu de París con una beca postdoctoral de Caja Madrid, y Fernández Bobadilla, de 38 años e investigador del Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT) de Madrid con una beca del Consejo Europeo de Investigación, han publicado su trabajo hace unas semanas en internet y ya han tenido ocasión de exponerlo ante especialistas del tema. En este sentido, el I-Math ha señalado que la publicación en revistas de prestigio sólo se producirá tras una revisión cuidadosa por investigadores anónimos, que puede prolongarse más de un año.

SinDelantal, una web de pedidos de comida online

marzo 31, 2011 2 comentarios

SinDelantal
Tema: pedidos online
Lengua: español
Recomendado: Para todo el público
Urlsindelantal.com
De qué trata:

FUENTE | elpais.com

La pasada semana Madrid se convirtió en el centro del Marketing Online con la celebración de OME, una feria dedica a este sector. Con ánimo de promover ideas nuevas se premió a la web Sin Delantal , un servicio de comida a domicilio algo diferente a lo que se encuentra hasta ahora.

Para empezar no son un restaurante, sino una plataforma para los que ya hacen envíos a las casas pero seguían con la fórmula habitual de la llamada por teléfono. Se diferencian también en que no cobran al restaurante por darse de alta en el servicio, ni por tener la carta, sino por las ventas. Diego Ballesteros, creador del servicio junto a Evaristo Babé, explica por qué funciona así: “Nosotros nos llevamos un 10% de las ventas. Es decir, si ellos tienen éxito, nosotros también. Salvo las grandes cadenas, la hostelería se está quedando atrás en venta por Internet”.

El nombre surgió casi improvisado. “Lo dijo la novia de Evaristo y nos gustó”, aclara Ballesteros, “porque marca bien la idea de no tener que cocinar, de ser fácil”. En Madrid cuentan con más de 230 restaurantes. Quieren que la expansión sea primero en grandes núcleos urbanos por lo que cuentan con un equipo comercial enseñando su web a restaurantes de Barcelona, Bilbao, Sevilla, Valencia, Zaragoza y Málaga. En total el equipo está conformado por 13 personas: dos son técnicos y el resto comerciales.

Entre las ventajas de esta web está la facilidad de uso. El usuario se registra, pone su código postal y podrá ver qué restaurantes le sirven un refrigerio en casa. Además podrá ver la carta y pagar directamente. “Para los restaurantes es una ventaja que el repartidor no tenga que llevar cambio, se evitan confusiones con la comanda y ganan un público nuevo”, insiste el creador.

Al entrar en la página se puede escoger el tipo de comida deseada: Japonesa, china, kebab, hamburguesas, pasta… No es casualidad. De hecho quieren que la gente se anime a ir más allá de la clásica pizza o comida china a domicilio.

A falta de un gran presupuesto para publicidad las redes sociales han su herramienta para hacer publicidad. “Facebook y Twitter son nuestro mejor aliado pero tampoco nos olvidamos del mundo offline. Hay gente que no está en estos medios tanto tiempo pero sí usan Internet para cosas prácticas”, matiza Ballesteros.

Sin delantal nació en septiembre de 2010 y acaba de recibir una inversión de 300.000 euros. “Si todo sale bien en 2011 terminaremos con un pie en América Latina donde es mucho más normal que casi cualquier restaurante tenga servicio de entrega. Creemos que ahí podemos crecer con rapidez porque ya tenemos el conocimiento y la tecnología” se ilusiona el creador de la plataforma.

La crisis de Japón encarece los chips

marzo 21, 2011 2 comentarios

FUENTE | abc.es

Las catástrofes que están sacudiendo Japón han paralizado su economía, con un fuerte enfoque hacia el sector tecnológico. Además de las consecuencias internas, el cierre de sus fábricas impactará en todo el mundo. El mercado de chips ha sido uno de los primeros en desestabilizarse con subidas de casi el 25%.

Aunque la destrucción de los terremotos y el tsunami no ha afectado a las zonas más industriales de Japón, el caos global hace imposible el desempeño de la vida normal de los trabajadores nipones. La crisis nuclear está obligando al estado a movilizar sus recursos para evitar un desastre mayor, mientras que la reconstrucción avanza en el resto del territorio. Sin embargo, el cierre de las plantas nucleares ha obligado al país a detener el trabajo ya que el suministro eléctrico se interrumpe periódicamente y se ha pedido el ahorro máximo de energía.

A esta falta de producción se le suman los numerosos obstáculos a la distribución. Carreteras rotas y vías ferroviarias cortadas impiden que los productos lleguen a su destino. Y las vías de salida del país están saturadas por nacionales y extranjeros que intentan huir del peligro.

Según recoge Reuters, Japón produce en torno al 20% de los semiconductores que se utilizan en el mundo. Un parón prologando de su prolongado de su producción provocará un aumento de los precios, ya que la demanda internacional sigue con la misma fortaleza.

El fabricante Kingtom denuncia que los especuladores han anticipado este impacto y han provocado los primeros encarecimientos. Las memorias NAND flash se encarecieron un 23% entre lunes y martes mientras que los chips DRAM han subido un 7,2%.

El desastre japonés ha coincidido con un momento de presión sobre la producción provocado desde dos segmentos. Por un lado, el mercado de las tabletas y los teléfonos está viviendo una segunda juventud con el iPad 2 y todas las tablets de segunda generación, que ya están en las fábricas.

Por otro lado, el mercado de los videojuegos asiste a un cambio generacional en el sector portátil con el lanzamiento de Nintendo 3DS. La compañía de Kioto tenía intención de vender 4 millones de unidades en todo el mundo tan solo durante este mes de marzo. La videoconsola se puso a la venta en Japón hace tan solo 10 días, mientras que Europa y América la recibirán a finales de marzo. Nintendo ha garantizado el stock por el momento.

Un salto al resto de Asia
La solución sigue estando en Asia. Los elevados costes de producción en Japón han contribuido a fomentar un proceso de deslocalización de la producción durante las últimas décadas que ha favorecido la diversidad. A pesar de su enemistad política y social, numerosas compañías japonesas han instalado fábricas propias o empresas subsidiarias en la vecina China y en su región autónoma de Taiwan como medida de ahorro de costes y de aumento de la rentabilidad.

Compañías como ARM, Sony o Texas Instrument advierten ante Reuters de que podrían afrontar retrasos en la cadena de producción. O quizá no, si las cosas comienzan a calmarse en las centrales nucleares de Japón. Entonces todo habrá quedado en un juego de especuladores.

Se plantea que hubo pocas dimensiones en el universo primitivo

marzo 21, 2011 Deja un comentario

FUENTE | abc.es

La teoría más aceptada sobre la formación del Universo dice que éste se originó hace alrededor de 13.750 millones de años, fruto de una gran explosión de energía, el Big Bang. Mucho se ha especulado sobre cómo sería ese primer universo. Se cree que poseía la energía primordial de la materia, que era caliente e incluso algunos científicos sugieren que podría haber sido una especie de líquido. Ahora, dos investigadores norteamericanos, Jonas Mureika, de la Universidad Loyola Marymount de Los Ángeles, y Dejan Stojkovic, de la Universidad Estatal de Nueva York en Buffalo, vienen a complicar aún más las cosas. Según el nuevo estudio, publicado en la revista Physical Review Letters, las tres dimensiones espaciales y la temporal que hoy conocemos no existieron siempre. En el pasado, el Universo pudo haber tenido menos dimensiones.

La hipótesis de las dimensiones que desaparecen predice que, en energías y temperaturas extremadamente altas, las tres dimensiones del espacio que nos son familiares se reducen a dos, o incluso se desvanecen. Según esta hipótesis, poco después del Big Bang, el Universo, que ardía en altísimas temperaturas, tenía solo una dimensión del espacio y otra del tiempo. Era una línea recta. A medida que el cosmos comenzó a enfriarse, apareció una segunda dimensión del espacio -como si fuera un plano-. Después, el Universo siguió expandiéndose y enfriándose aún más, hasta que apareció la tercera dimensión y el cosmos se convirtió en el que conocemos hoy en día.

Pero los investigadores creen que, en realidad, el Universo podría tener una cuarta dimensión espacial que no somos capaces de experimentar. A su juicio, la aparición de esa cuarta dimensión podría haber generado la energía extra necesaria para la expansión del Universo, un impulso que se descubrió en 1998 y que se considera provocado por una misteriosa energía oscura.

Stojkovic y Mureika creen que el futuro observatorio espacial LISA de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), que estudiará las ondas gravitatorias, podrá confirmar su teoría. La sonda investigará si la hipótesis de los dos investigadores es posible, pero el trabajo llevará años. La propuesta, totalmente teórica, resulta inquietante de cara al futuro, ya que deja la puerta abierta a que aparezcan nuevas dimensiones desconocidas. La investigación se relaciona con la Teoría de las Cuerdas, que predice que podría haber nuevas dimensiones ocultas.

Escriben información en una molécula

marzo 21, 2011 Deja un comentario

FUENTE | europapress.es

Un estudio internacional en el que ha colaborado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha logrado escribir información, en forma de ceros y unos, como la que se usa en los ordenadores, sobre una superficie cubierta de moléculas magnéticas.

Según ha señalado el CSIC, los resultados de esta investigación, publicados en la revista ‘Nature Communications’, “constituyen un avance en el camino hacia el almacenamiento de datos a gran escala”.

“En los ordenadores, los discos duros almacenan datos codificando ceros y unos mediante magnetismo en pequeños sectores de superficie. Hacer lo mismo a escala atómica supondría multiplicar la capacidad de almacenamiento en millones de veces, reducir el gasto de energía del ordenador y aumentar la velocidad de lectura y escritura”, explica el investigador del CSIC Nicolás Lorente, del Centro de Investigación en Nanociencia y Nanotecnología.

La ventaja que ofrecen las moléculas respecto a los átomos a la hora de codificar datos es su asimetría. “Un átomo es esférico respecto a su momento magnético. Es decir, es igual desde cualquier ángulo, y para poder escribir sobre él es necesario primero romper esa simetría, lo que es extremadamente difícil”, apunta Lorente.

Convertir las moléculas en minúsculas unidades de almacenamiento de un bit tampoco ha sido tarea sencilla para los investigadores. “La imantación es lo que permite escribir sobre las moléculas. Para transmitirles ese magnetismo lo que hicimos fue bombardearlas con haces de electrones. Sin embargo, vimos que el magnetismo variaba de una molécula a otra y nos preguntamos por qué unas se imantaban y otras no”, continúa Lorente.

Los investigadores encontraron que la explicación de este fenómeno se hallaba en la geometría de las moléculas que modifica su estructura electrónica. La investigación ha demostrado que los cambios en la geometría molecular alteran la imantación de las moléculas y que, además, esos cambios pueden ser reversibles, y por tanto controlables, mediante la exposición de las moléculas a bombardeos de electrones.

El método para comprobar si una molécula está imantada es el efecto Kondo, que caracteriza el comportamiento de algunos conductores eléctricos a baja temperatura. “A voltajes pequeños, la aparición o ausencia del efecto Kondo implica grandes variaciones de la resistencia eléctrica. Esa resistencia es fácilmente medible”, añade el investigador del CSIC.

Esta tecnología tiene, por ahora, la limitación de que sólo es posible a muy bajas temperaturas, de 30 grados kelvin (unos -243ºC), muy alejadas de las habituales en la vida cotidiana.

A %d blogueros les gusta esto: